domingo, 29 de enero de 2012

Clase de diversidad sexual en colegios abre debate sobre sus efectos

PORQUÉ SE NECESITA HABLAR DE TODAS LAS ORIENTACIONES SEXUALES Y TODAS LAS IDENTIDADES DE GÉNERO EN LA ESCUELA..? SÓLO LEAN LOS COMENTARIOS DE LA GENTE FRENTE A ESTA NOTA EN EL TIEMPO O CUALQUIER OTRA NOTA SOBRE ESTE TEMA EN OTRO MEDIO Y ENTENDERÁN EL PORQUÉ DE LA IMPORTANCIA. NO MÁS HOMOFOBIA, DISCRIMINACIÓN, NI MATONEO EN LA ESCUELA!!

Según concejal, dar clases sobre la comunidad LGBT podría estar promoviendo la homosexualidad.
"A los niños hay que explicarles que existen opciones sexuales diferentes, y que quienes toman esas opciones gozan de los mismos derechos", afirma el secretario de Educación de Bogotá, Óscar Sánchez.
El funcionario se refiere a una cátedra LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas) que esta semana abrió un debate, después de que la concejal de Bogotá Clara Lucía Sandoval (partido de 'la U') denunció que el proyecto se viene implementando desde el 2008 en 24 colegios distritales sin el conocimiento de los padres.
La cátedra comprende, entre otros temas, clases que explican las distintas orientaciones sexuales. Su objetivo, según el Secreatario, es "enseñar que existen personas diferentes. Este conocimiento hace la diferencia entre una sociedad civilizada y una sociedad homofóbica y violenta".
Por su parte, la concejal sostiene que en estas clases "los jóvenes están expuestos a un proceso de exploración, en el que se les brinda una tercera opción sexual", y explica que los colegios, sin quererlo, pueden terminar orientando hacia la homosexualidad.
"No soy homofóbica", dice Sandoval, que es cristiana. Y agrega: "Respeto las decisiones privadas de la gente, pero estas no pueden pasar a lo público. No se pueden imponer realidades privadas a los seres más vulnerables, que son nuestros niños".
Pero Sánchez explica que no se trata de clases explícitas sobre contenidos LGBT, sino que dentro de la propuesta de inclusión y tolerancia estos temas sean abordados por los profesores.
El funcionario revela que esta iniciativa comenzó hace varios años a través de talleres, cartillas y proyectos pedagógicos, pero desconoce en cuántos colegios se han desarrollado. Sabe que se ha ejecutado en al menos dos colegios de Chapinero, epicentro de la política pública de inclusión de la comunidad LGBT, que el Distrito viene implementando hace cuatro años.
Expertos evaluarán los resultados de dicha experiencia para establecer cuáles son los aspectos positivos y cuáles pueden cambiarse y fortalecerse.
En todo caso, el Secretario de Educación de Bogotá ratificó que el programa seguirá adelante y explicó que los profesores serán capacitados y que se sancionará a aquellos que tengan posturas discriminatorias frente a la diversidad sexual.
"Vamos a llevar a los colegios a personas heterosexuales y homosexuales de excelente condición moral, para que los estudiantes comprendan que todos somos iguales", agregó el Secretario.

Homofobia en la escuela

En un estudio del 2010 que realizó la Oficina de Diversidad Sexual de la Secretaría de Planeación Distrital con 1.213 personas LGBT, el 66 por ciento de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas afirmaron haber sido discriminados en el ámbito educativo. De ellos, los transgeneristas son los más afectados: 83 por ciento afirmaron haber tenido un trato distinto.
"Cuando los adolescentes tienen un comportamiento especial o una relación afectiva (un niño con otro niño, por ejemplo), empiezan a ser perseguidos, incluso, por los mismos maestros", dice Adriana Páez, directora de la Oficina de Diversidad, para quien el sentido de la iniciativa de la Secretaría es disminuir la homofobia en las aulas de clase.
Los altos índices de discriminación, según el estudio, son una de las principales causales de deserción escolar entre la población LGBT: tres de cada diez de los encuestados aseguran haber sido agredidos física o psicológicamente por sus compañeros, y el 12 por ciento admiten no haber vuelto a clase por esta causa.
¿Y qué piensa la Iglesia? El sacerdote José Leonardo Rincón, secretario general de la Confederación Nacional Católica de Educación (Conaced), comentó al respecto: "En la identidad de la escuela católica está un profundo respeto por la diversidad y la pluralidad. Y la realidad de nuestra condición humana es que todos somos bien diferentes, aunque como hijos de Dios seamos esencialmente iguales. Sin embargo, no creo que deba crearse una nueva y específica cátedra de diversidad sexual; esta temática debe estar contextualizada en el programa de educación sexual".
Para este sacerdote, los educadores deben hacer una orientación clara sobre la identidad sexual masculina y femenina, y ayudar a aceptar y a respetar a quienes expresen una diversidad sexual. "No creo que se trate de un espacio para demonizar o hacer apologías de estas realidades, sino para formar conciencias respetuosas frente a las mismas", concluye.
Carolina Piñeros, directora de RedPapaz, aclara que no conoce la propuesta pedagógica en mención. Sin embargo, considera que la educación de la afectividad y de la sexualidad debe ser un tema transversal en la educación de niños y adolescentes.
"No es suficiente una conferencia, cátedra o un material en un momento específico y en un tema tan puntual. Hay que hablar del amor y de la vida desde que los niños son pequeños, involucrando a los padres para que lideren este tema dentro de sus creencias y valores", comenta Piñeros.
Según ella, estas acciones contribuyen a eliminar la homofobia, situación en que la burla, el rechazo y la exclusión entre los compañeros causa graves consecuencias a los niños y niñas.

'Hay que hablarles a los niños del tema'

El psiquiatra infantil Christian Muñoz opina que educar a los niños sobre diversidad sexual es necesario, antes de que hallen información tergiversada en la calle o en Internet. Cree que en esta labor deben participar padres y maestros, sobre todo con los menores de 11 años, que no están en condiciones de digerir esta clase de temas. "Con ellos hay que hacer todo un acompañamiento; los mayores de 11 años asimilan con más normalidad", afirma.

TOMADO DE: EL TIEMPO